EquipmentgearTechnology

Reflexiones de un nuevo usuario de Sony

 

¡Buenos días a todos!

Tras varios meses sin escribir una entrada en mi blog, creo que ha llegado el momento de hacerlo. Durante estos meses he estado ocupado haciendo fotos y en otros proyectos, pero lo que os puedo asegurar es que he tenido tiempo de probar bien mi nuevo equipo de Sony, en cuanto a fotografía se refiere, ya que el video no lo he probado a fondo y no soy ningún experto en la materia, por lo que no daré mi opinión al respecto. Lo que sí os puedo asegurar es que cada día que pasa estoy más contento con el, y me alegro más de haber dado ese paso enel cambio de marca y en este caso del sistema réflex tradicional al mirrorless.

Aunque al principio he de confesar que me costó un poco el hacerme al equipo, ya que soy de aquellas personas que no suelen leer un manual de instrucciones, y le gusta toquetear todo. Lo cierto es que tiene tanta tecnología estas cámaras, que realmente merece la pena el echarle un ojo al manual, ver de qué va cada función, y el personalizar a tu gusto los botones de la cámara, para que sea un juego de niños el momento de tomar una foto y solo preocuparse de eso, hacer la foto. Pero una vez configuré los botones de la cámara a mi antojo, en mi caso una Sony 7R III, he de decir que estoy encantado.

Realmente este nuevo sistema, me ha aportado una mejora a la hora de realizar mis fotos, sobretodo en la rapidéz de enfoque (en manual) con animales pequeños o en aquellas fotos en las que la profundidad de campo es tan mínima que el clavar el foco es difícil. ¿Por qué he mejorado en ese aspecto? Bien, uno de los botones que he configurado ha sido la ampliación de foco, para que sin quitar el ojo del visor, la foto se amplíe más de 10 veces y poder saber donde estoy enfocando exactamente a tiempo real. Esto es algo que para poder hacerlo con todos los sistemas que he usado anteriormente (Canon, Nikon),debía activar el live-view y por ende quitar el ojo del visor. Esta acción ya me estaba restando rapidez, pero no solo eso, me restaba estabilidad y por ende, fotos movidas, posiciones extrañas, y perder fotos. O usabas un trípode, o el live-view no era del todo útil. Y yo para mi fotografía macro, es algo que realmente uso muchísimo, para poder tener a foco lo que realmente quiero.

El visor electrónico es una maravilla, sobretodo a la hora de usar la cámara en condiciones de poca luz, o con objetivos de diafragma manual. Pero si bien es una ayuda, lo cierto es que los ojos se cansan un poco más que con un visor óptico de toda la vida. Pero vamos, es algo que va mejorando y sin duda estoy muy contento con el visor electrónico.

Otro factor que ha hecho que esté más contento, es el tamaño y el peso. Si bien de primeras, tras estar acostumbrado a una cámara grande como es la Nikon D810, con una empuñadura grande, al coger por primera vez la Sony 7R III, esta última me pareció demasiado pequeña y ligera. Pero una vez te acostumbras, te cuesta volver a coger una cámara más grande y pesada, y agradeces la ligereza y tamaño de este sistema. Y muchos dirán, sí, pero los lentes no son tan pequeños y ligeros, y al final tienes un sistema descompensado en cuanto balance de pesos. Bueno aunque teóricamente es así, y físicamente también, lo cierto es que son algo más ligeros, y realmente para tomar una foto, se suele coger la cámara con las dos

manos, recostando el peso del objetivo en la mano izquierda, por lo que el balanceado es lo de menos. No conozco a nadie que tome fotos con un 100-400mm, o un 70-200mm o un 400mm a pulso y con una mano…en ningún sistema! Por lo que eso no es ningún problema, y al final te vas quitando peso de los objetivos y de la cámara, y al final la espalda lo agradece, y sobretodo en el tamaño del equipo. Ya que donde caben dos o tres cuerpos de cámara Sony a9, equivalentes a una 1Dx mark II o una Nikon D5, tienes solo una cámara en otro sistema. Esto puede parecer una tontería, pero cuando coges un avión y quieres llevar todo el equipo contigo en cabina, no lo es.
¿Y tanta diferencia de peso hay con respecto a otras marcas? Solo por poneros un ejemplo, y que es el que más me concierne ahora mismo a mi, es el hecho de que Sony acaba de lanzar un 400mm 2.8, el cual no llega ni a los 2.900 gramos. El mismo conjunto que uso ahora mismo, o usaba, Nikon D810 + Nikon 400mm 2.8 VR II, pesa casi ¡¡6 kilos y medio!! Usando lo equivalente en Sony, pero de mejores características, pesa menos de 3 kilos y medio. Es decir solamente aquí, ahorro 3 kilos de peso. Esto se traduce en que lleves o no lleves todo el equipo en un recorrido largo, o en tu día a día, pues la espalda sufre, y el estado de animo no es el mismo cargando 3 kilos de más en la espalda. Actualmente no dispongo de este objetivo, pero antes o después estará en mi mochila. Actualmente dispongo del 100-400mm que es una maravilla.

¿Por qué Sony, y no otras marcas como Olympus, Fujifilm, Panasonic , etc?
Bien la respuesta es muy evidente en este caso. Sony integra un sensor Full Frame de 24x36mm de formato 3:2, que es el que he acostumbrado a usar en el pasado, y el que mayor calidad da. Si bien, un formato micro 4:3 o una cámara APSC me da un mayor recorte y para cierto tipo de fotografía, sobretodo en naturaleza puede ser una ventaja, lo cierto es que para mí, más que una ventaja es una desventaja. ¿A qué me refiero con esto?, bien, un sensor más grande, en este caso FF, me da un mayor control de la profundidad de campo, un mayor rango dinámico útil en aquellas ocasiones en las que no puedo usar un filtro degradado, y sobretodo una mejor señal de ruido, que a ISOS altos, muy útiles para aquellas horas intempestivas a las que salimos los fotógrafos de naturaleza a hacer fotos, ya que los animales están más activos o inactivos (dependiendo de lo que quieras fotografiar),o las luces son mejores.

Otro tema del que puedo hablar, pero que solo lo comento por ser un poco riguroso, pero que a la mayoría de fotógrafos no les interesa ya que en la realidad da bastante igual, pero que por contentar a los defensores de estos temas lo haré. Y estoy hablando del tema de la difracción. Al usar un sensor más grande, los píxeles son más grandes y por ende al cerrar mucho el diafragma para tener más profundidad de campo, la foto sufre menos de difracción, que se traduce en una perdida de nitidez en la foto. Esto está muy bien cuando usas una cámara FF de pocos megapíxeles, pero realmente en la 7R III, a pesar que por tener 43 megapíxeles, y los píxeles son mas pequeños, me debería afectar más, no he tenido ningún problema con el tema difracción, y poco me importa a la hora de seleccionar un diafragma u otro, ya que solo me preocupa la foto final y no tanto que tenga un poco más o un poco menos de difracción. La foto si es buena seguirá siendo igual de buena con más o menos difracción, y creo que en los últimos años se le está dando demasiada relevancia a aspectos como ese, y no tanto a la foto.

Hay otros factores que si van a ser decisivos a la hora de tomar una foto, y es ahí donde me voy a fijar más, y va a hacer que me vaya a decidir por una cámara o un objetivo, pero en la realidad esos aspectos realmente no importan.

Otra de las ventajas de Sony, es la capacidad de disparar entre 10 y 20 fotos por segundo, sin parpadeo, y clavando el foco en una cámara tan reducida en tamaño y con autofoco continuo o eye-focus tracking. Esto solo se puede conseguir con cámaras que triplican el tamaño y el peso.

Sin duda alguna, una vez que pruebas el eye-AF, es difícil no maravillarse. A diafragmas de 1.4 o inferiores, te clava el foco en los ojos de sujetos en movimiento, y en AF continuo. Sin duda es una pasada.

Otro de los factores que me gusta, pero bueno esto es algo común en otros sistemas mirrorless pero que ya de paso comento aquí, es el hecho de que al no haber espejo, no va a haber vibración de este al subir y bajar, y eso se traduce en una mejora de nitidez cuando tienes la cámara en trípode y haces fotografía a exposiciones lentas, macro extremo o tomas con teleobjetivo. Antes, tenía que poner el retardo de disparo de 3 segundos y el levantamiento de espejo, que se traducía en una perdida de segundos entre toma y toma, que en paisaje quizás da igual, pero en fauna, el poder disparar ráfaga con el disparador electrónico y silencioso se traduce en obtener la foto que quieres.
Por otro lado el disparar una foto sin ningún tipo de ruido, en sitios cerrados o en el campo con especies tímidas y esquivas, se agradece un montón.

El otro aspecto que me encanta, pero si bien no todo van a ser alabanzas, es el hecho de tener un estabilizador de 5 ejes integrado en la cámara. Esto se traduce en que uses el lente que quieras, va a estar estabilizado. Pero lo cierto es que cuando usas un lente no nativo, de otras marcas, el resultado es peor que usando uno nativo que informa a la cámara de el objetivo que usas y adapta el estabilizador a ese objetivo. Con uno no nativo, tú puedes activar el estabilizador manualmente poniendo en cámara los mm que estás usando, pero con un lente largo de 400mm en adelante, el estabilizador no se comporta igual de bien. Pero mejor o peor, es que sí que estabiliza y te ayuda un poco sea con el objetivo que sea. Con los nativos se comporta excelentemente.

Otra razón para la que coger una cámara Sony es la capacidad de poder adaptar cualquier objetivo FF de otras marcas, antiguos o más modernos con un adaptador. Ya que seguirá manteniendo los mm, ya que con una micro 4:3, apsc, tendrás ese recorte y por lo tanto para aquellos que quieren usar un angular perderán ese angular.

Seguramente me dejo cosas a tratar, pero para eso estáis vosotros, y me podéis preguntar aquellas dudas que os surjan. Pero en este post, por el que nadie me paga, y en el que he querido poner mi opinión y las razones por las que he tomado la decisión de vender todo mi equipo de Nikon y trabajar únicamente con Sony.

Y algunos dirán que claro, es fácil de decirlo y hacerlo cuando eres embajador europeo de Sony, pero eso dista mucho de la realidad. Pues si no me convenciera el equipo que uso, sin duda alguna no vendería el equipo con el que estoy

acostumbrado a trabajar y el cual es de una calidad excelente, si no que trabajaría con ambas marcas. Sin embargo, estando muy contento con las prestaciones, y calidad que me da mi nuevo equipo de Sony, doy ese paso de vender todo. Si no, no lo haría por muy embajador que fuera, ya que la foto final es lo que me importa, trabaje con el equipo que sea, y si no me convence o no me ayuda a conseguir ese resultado, es de idiotas el usar algo que no te sirve. Sin embargo, en mi caso y supongo que en el de otros muchos fotógrafos, este cambio me está ayudando a tomar las fotos que tengo en mente. Dicho esto, me despido hasta mi próxima entrada, en la que haré una revisión de todo el equipo que estoy actualmente usando. Que tengáis unas buenas y merecidas vacaciones.

Saludos, Javier.

Un comentario en “Reflexiones de un nuevo usuario de Sony

  1. Gracias Javier,
    Soy aficionada a la fotografía, y también me centro en hacer fotos con macro de animales pequeños. Tengo una SONY compacta, y estoy encantada.
    Me declaro fan total de tus fotos!
    🙂

Responder a MC Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *